viernes, 26 de junio de 2009

CASTILLO DE GUADAMUR - TOLEDO


Fue construido en 1468 por Don Pedro López de Ayala, señor de Cedillo, Conde de Fuensalida, nieto del Gran Canciller Mayor de Castilla y cronista real del mismo nombre, sobre otro castillo anterior de origen musulmán en el que se refugió el rey moro cuando Alfonso VI tomó Toledo.

En 1502 vivieron aquí Felipe el Hermoso y Juana la Loca. Otros personajes que pasaron por este castillo fueron el Cardenal Cisneros, el emperador Carlos I y la Princesa de Eboli, mandada recluir aquí por Felipe II.

Durante la guerra de la Independencia, siendo propiedad del Duque de Uceda, fue utilizado como cuartel por los franceses, quienes lo incendiaron.

Posteriormente fue restaurado y vuelto a incendiar durante las guerras Carlistas. Fue entonces abandonado y pasó a manos de los vecinos, a quienes se lo compró el Conde del Asalto, que lo reconstruyó en 1887.

En 1936, durante la Guerra Civil, fue saqueado sufriendo cierto deterioro. El Marqués de Campoó lo volvió a restaurar y amueblar.El Castillo de Guadamur es un bello ejemplar de las fortalezas toledanas del siglo XV con influencias italianas. Su planta es cuadrangular, de 30 metros de lado. Cuenta con dos recintos amurallados y un foso que en su origen tenía un puente levadizo defendido por dos cubillos y un matacán sobre la puerta. Posee también escarpa y contraescarpa, y baluartes y defensas cilíndricos adosados a sus ángulos y paños. Los del muro exterior son más altos que los del interior, y mientras aquellos presentan troneras propias ya de un sistema defensivo de artillería, éstos aún tienen aspilleras, reminiscencia del arte de la guerra medieval.

Además de las tres torres circulares angulares cuenta, en el oeste, con una torre del Homenaje cúbica de dos cuerpos superpuestos. La torre, que se yergue airosa sobre el conjunto, tiene 18 x 12 metros de base y 31 metros de altura, y está provista de canes triples, como gran parte del cuerpo del castillo. Está adornada con seis garitones decorados con ménsulas circulares con labor de perlas y pirámides.

El conjunto está coronado por matacanes ornamentados por la misma sarta de perlas. Las ventanas son de arco rebajado y la puerta de acceso de medio punto y flanqueada por dos torres circulares rematadas con merlones, que muestran los escudos del fundador, todo ello muy propio del siglo XV en que se construyó. En su interior hay una interesante colección de armaduras, tapices, cuadros y muebles de época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario