viernes, 26 de junio de 2009

CASTILLO DE TIEDRA - VALLADOL I D

La primera cita sobre este castillo se remonta a tiempos de Sancho II, cuando encargó al Cid una entrevista con su hermana Urraca en este castillo. Las partes más antiguas corresponden a los frentes norte y oeste aprovechando los lienzos de la muralla sobre el cerro. La buena cantera y la disposición de las puertas datan esta parte hacia el año 1200, pero el la construcción actual data de finales del siglo XIII, cuando fue donado a Pedro Álvarez de Asturias. La torre del Homenaje fue mandada construir por Alfonso de Meneses, hermano de doña Maria de Molina. En el siglo XIV se construyeron el foso y los muros de cierre con aspilleras.

Al desaparecer el linaje de los Meneses pasó por donación de Enrique II a la familia Alburquerque. Juan II confiscó la villa y fortaleza en 1430 utilizándola como prisión del obispo de Palencia, el conde de Haro, los Señores de Batres y Valdecorneja, y se la entrega a su valido don Alvaro de Luna. En 1445, tras la batalla de Olmedo, el rey se la concede a Pedro Girón, Maestre de Calatrava, perteneciendo a la casa de Osuna hasta el siglo pasado. Tiedra perteneció al reino de León, hasta que fue entregado a Castilla como compensación por el divorcio de Alfonso IX y Doña Berenguela.
Su estructura es muy simple y arcaica, una torre cuadrada protegida por una cerca a su alrededor consistente en una muralla almenada con dos cubos en dos de sus lados y restos de un tercero en otro. El castillo estuvo originariamente rodeado por un foso, hoy cegado y poseía varias puertas de acceso. Actualmente solo se utiliza la del lado oeste que se halla flanqueada por dos torreones.

Tiene planta cuadrada y doble recinto. El recinto exterior consta de murallas almenadas y reforzadas en los ángulos con cubos semicirculares. El recinto interior presenta cubos circulares en tres de sus ángulos y en el cuarto la torre del Homenaje. También en el recinto interior se encuentra la puerta principal del castillo, rematada por un arco apuntado y encima se dispone una singular garita semicircular volada. Tras la puerta se halla un pequeño patio con función defensiva. Sigue después el Patio de Armas.

La Torre del Homenaje es de planta cuadrada, mide 13 metros de anchura y 28 metros de altura total y tiene varios pisos abovedados. Presenta la novedad de no estar coronada por garitas sino por un saliente matacán corrido, que sostendría un almenado que no se conserva. La torre circular del sureste es del XV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario